Cómo mejorar la comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

The Office (TV Serie), 2001

Lo has conseguido: te acaban de llamar para concertar una entrevista de trabajo después de haber presentado tu candidatura para ese empleo que tanto te interesa. Probablemente, has investigado a la empresa y estudiado el puesto de trabajo al que optas, te sabes tu currículum de principio a fin, has ensayado muy bien las respuestas a las preguntas más frecuentes en las entrevistas e incluso, te has preparado algunas preguntas que harás tú a la persona que te entreviste.

Sin embargo, la comunicación que vamos a mantener durante la entrevista irá mucho más allá de lo estrictamente verbal. Nuestro cuerpo, expresiones faciales y actitudes tienen mucho que decir y pueden ser cruciales para superar el proceso de selección.

Antes de continuar, me gustaría hacer un breve inciso. Las personas tendemos a poner “etiquetas” a los demás. Esto es un hecho y lo hacemos de forma inconsciente. A veces esta práctica supone un problema si quien te va a entrevistar percibe un comportamiento o rasgo que no le parece adecuado y ello condiciona la entrevista desde una perspectiva negativa. Es lo que se denomina el Efecto Horn o cómo (seguramente) acabas de perder la oportunidad de trabajar en esa empresa. Por tanto, debes ser consciente de que esto existe y actuar en consecuencia.

Es importante entender que nuestro lenguaje corporal envía información de un modo constante y que estas señales son percibidas por nuestr@ receptor@ formando lo que se denomina las primeras impresiones y éstas, como sabréis, son decisivas en todos los ámbitos de las relaciones humanas.

¿Cómo utilizar la comunicación no verbal para proyectar una buena imagen y tener ventaja en el proceso de selección? (NOTA: Las imágenes con las que ilustraré el post son ejemplos de lo que no hay que hacer).

Antes de la entrevista

Aspecto:  Ante todo, acude bien asead@ a la entrevista. Ropa, zapatos y cabello limpios y sin abusar de perfumes o colonias. Si fumas, no te enciendas un cigarrillo antes de la entrevista, el olor a tabaco que se impregna en el cuerpo, ropa y aliento no le gusta a nadie, ni siquiera a l@s propi@s fumador@s.

Old Boy, 2003

En cuanto a la vestimenta, debes elegir ropa acorde a la empresa y al puesto de trabajo al que optas, pudiendo elegir entre algo más o menos formal pero siempre de manera correcta. Un método para saber qué ponerte es inspirarte en el estilo de las personas que trabajan en la empresa, pero sin dejar de ser tú mism@, con tu propio estilo.

The Big Lebowski, 1998

Maquillaje y joyas, cuanto menos, mejor. En las entrevistas de trabajo, la  discreción manda.  Y esto me lleva a recomendarte que te quites piercings y cubras tatuajes en caso de llevarlos. Intenta evitar caer presa de los posibles prejuicios que puedan llegar a nublar la valoración de tu entrevistador@ con elementos que se enmarquen fuera de lo estrictamente profesional.

Y no te olvides de llevar unas copias de tu currículum.

Durante la entrevista

La entrevista empieza desde que pones un pie en la empresa y finaliza cuando te vas. Durante todo ese espacio de tiempo, serás evaluad@. Sé puntual y cuado llegues, sonríe, saluda y mantén a raya los nervios. Mientras estás esperando a que te atiendan, no mires el móvil y prepara la puesta en escena.

El apretón de manos inicial:  Firme, pero a la vez relajado, sin apretar. Si te sudan mucho las manos,  utiliza un pañuelo justo antes del encuentro con tu entrevistador@. Por otro lado, se recomienda no tomar la iniciativa para dar la mano. Acerca de este tema, hay diferentes opiniones, pues hay quienes consideran que adelantarse a hacerlo da muestras de seguridad y confianza.

Batman, 1989

Sonrisa: Sin duda, una de las expresiones faciales más importantes. Nos hace parecer más cercan@s, asequibles y predispone al interlocutor a nuestro favor. Como bien dice el psicólogo especialista en inteligencia emocional Daniel Goleman, “La sonrisa es la más positiva de todas las expresiones emocionales”. Intenta que sea lo más natural posible, sin forzarla, pues el resultado puede no convencer demasiado.

What We Do in the Shadows, 2014

Mirada: El contacto visual es un componente clave en la comunicación no verbal. Con los ojos enviamos y recibimos más mensajes que con ninguna otra parte del cuerpo. Es fundamental mantener la mirada en los ojos de tu interlocutor@, esquivarla o centrar tu atención en el suelo, paredes o cualquier otro elemento de la habitación puede transmitir nervisismo, falta de sinceridad, inseguridad o indiferencia. Del mismo modo, evita mirarle fijamente a los ojos de forma ininterrumpida, probablemente se sienta intimidad@.

Psicosis, 1960

Postura: Siéntate en posición erguida y adopta una postura cómoda, relajada y abierta, orientando los movimientos del cuerpo a la persona que te entreviste. Inclinarse un poco hacia delante indica interés (sin invadir su espacio), todo lo contrario a lo que se transmite cuando el cuerpo tiende a alejarse.

Manos y brazos: Utiliza las manos para acompañar tu discurso, gesticulando de forma activa con el objetivo de generar percepciones de energía y entusiasmo, pero no lo hagas de forma exagerada. Cuando no estés hablando, puedes colocar tus manos sobre la mesa o tu regazo. Otra de las creencias más extendidas es que cruzar los brazos denota inseguridad, conflicto o que se está a la defensiva, por lo tanto, evítalo.

Trainspotting, 1996

Intenta no tocarte demasiado. Las personas tendemos a tocarnos ciertas partes del cuerpo cuando hablamos en un contexto que nos genera estrés. Me refiero, principalmente, a la cara, el pelo, la boca y la nariz. Tampoco crea una buena impresión que te rasques la cabeza ni que juegues con anillos, pulseras o pendientes.

Y para terminar, expongo unos consejos extra: Habla con voz clara y audible, sin vacilaciones ni estridencias. Emplea un tono cálido y sincero. No interrumpas cuando hable tu interlocutor@ y escúchale atentamente.

Después de la entrevista

Cuando termines la entrevista, vuelve a dar la mano de la forma que explicaba anteriormente, sonríe y agradece a tu entrevistador@ el tiempo empleado en reunirse contigo.

Recuerda que la clave del éxito en una entrevista de trabajo es la preparación, tanto del mensaje verbal como no verbal. Te sugiero que lo ensayes frente a un espejo, delante de amig@s y familiares o te grabes con una cámara para poder observar y corregir posibles tics, muletillas y gestos que realizas de manera inconsciente.

Estas pautas que he dado a lo largo del post son el resultado de numerosos estudios que demuestran que un adecuado uso del lenguaje corporal puede darte cierta ventaja competitiva en las entrevistas de trabajo. Sin embargo, no olvides que ante todo debes ser tú mism@, confía en ti, en tus capacidades y aptitudes, sé auténtic@, mantén una actitud positiva y cree firmemente que te mereces ese puesto.

Anuncios

5 comentarios en “Cómo mejorar la comunicación no verbal en la entrevista de trabajo

  1. Me parece muy alejado de la realidad no verbal. Estoy de acuerdo en que hay que ser auténticos y si se dan pautas para falsear tu corporalidad que me lo expliquen.
    Lo que tenéis que saber es leer el lenguaje del entrevistador para adaptar tu estrategia.

    Me gusta

    • Hola Sergio, muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu opinión. Mi intención con este post no es incitar a la falsedad corporal pues lo que expongo son meros comportamientos generalmente aceptados y que considero que no están reñidos con la autenticidad de cada uno/a. Se trata de que conozcamos, identifiquemos y controlemos ciertos elementos no verbales para que podamos comunicarmos de manera más efectiva y demos lo mejor de nosotros/as mismos/as. Lamento que se haya malinterpretado mi mensaje. Un saludo.

      Me gusta

      • Gracias a ti y por la aclaración. Lamento si parece que quiera fastidiar un artículo después de invertir el tiempo que conlleva. Mi punto de vista es otro, está claro, y creo que no nos comunicamos mejor por qué nos controlamos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s