El trepismo o el arte de ascender en la empresa cual enredadera

El exorcista, 1973

The exorcist (El exorcista), 1973

Trepa: Dícese del especimen que, al igual que las plantas trepadoras, eligen a un compañero de trabajo u hospedante, sobre el cual trepan como forma de acceder a puestos de trabajo de nivel superior.
El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo publicó en el 2008 una muy interesante Nota Técnica (776) acerca de un fenómeno que está cada vez más presente en las empreas: el trepismo como promoción organizacional desleal.
La mayoría de las veces el trepa no es consciente de su comportamiento parasitario, aún así, cuando se percata de ello, tampoco cambia su forma de proceder. Y hay otras en las que desde el principio tiene muy claras sus intenciones y estrategias para conseguir sus objetivos.
El trepismo es muy difícil de detectar y normalmente nos damos cuenta cuando ya nos han trepado.

Claves para reconocerlos:
1. No comparten información que poseen sobre una materia, sin embargo exprimen toda la que pueden de otros compañeros.
2. Si dan ayuda, será la mínima y solamente en el caso de que puedan sacar algún provecho.
3. Se sienten superiores a la persona sobre la que trepan. Jamás reconocerán el valor de la persona trepada (de la que han aprendido) y acabarán justificándose como propios los méritos de ésta.
4. Al final del proceso, cambian de táctica y no se comunican con el compañero.
5. Dejan que el otro haga todo el trabajo, eso sí, después se atribuyen todos los logros.
6. Hay casos en los que utilizan la descalificación y desvalorización del trepado para no tener que reconocer su conducta.

¿Qué podemos hacer?
La Nota Técnica de Prevención nos da dos pautas como medidas para abordar el trepismo: la organizacional y la personal.
La primera es la más efectiva pues la intervención de la organización en la prevención y corrección de este comportamiento dará lugar a que las estrategias personales (esto es, que el trepado hable directamente con el trepa para que modifique su conducta) no sean necesarias.
Por ello, si crees que te están trepando, he aquí algunas estrategias para afrontarlo antes de que acabe ahogándote y finalmente, ser reemplazado por el otro:
1. Para la detección del problema es fundamental seguir un método de observación desde un punto de vista objetivo.
2. Se debe proteger y registrar el propio trabajo. Anotar cómo se ha llegado a una idea, registrar la información que se pase a otro compañero, etc.
3. Hay que controlar la ansiedad que pueda generar este comportamiento.
4. Se deberá observar qué ocurre cuando se explica a los superiores lo que está ocurriendo, así, en función de sus reacciones, uno se podrá hacer una idea de lo que conviene hacer.
5. En principio es mejor no confrontar la situación con la persona que te está trepando, pues es altamente probable que no reconozca su actitud.
6. Si se decide luchar, hay que reflexionar sobre lo que se está dispuesto a hacer y qué pruebas se pueden aportar.
7. En casos extremos de trepismo y si no se recibe el apoyo de la empresa, valora y decide hasta qué punto estás dispuesto a luchar hasta las últimas consecuencias: ¿piensas que sería mejor buscar otro empleo? ¿o pedir el traslado?.
8. Por último, no dudes en acudir a un profesional de la psicología y/o la abogacía si la situación se te escapa de las manos.

En cualquier caso, solo nos queda esperar a que se profundice más en el estudio y análisis de este tipo de promoción desleal en la empresa, al igual que ya se ha hecho con otras psicopatologías laborales como es el acoso laboral y el burn out.

Para saber más:
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/752a783/ntp-776.pdf

Anuncios

4 comentarios en “El trepismo o el arte de ascender en la empresa cual enredadera

    • Lo cierto es que esta clase de personas, manipuladoras y ególatras, son muy comunes en las organizaciones. En prácticamente todas las empresas en las que he trabajado, he coincidido con algún trepa. La clave está en identificarlos (pueden ser más o menos sutiles) y actuar en consecuencia. Muchas gracias por tu comentario Vanesa. ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s