La Huelga (Sergei M. Eisenstein, 1924) o cómo concienciar a la clase obrera mediante propaganda comunista

Título original: Stachka País: URSS Guión: Sergei M. Eisenstein, Valerian

Título original: Stachka
País: URSS
Guión: Sergei M. Eisenstein, Valerian Pletnev, Ilya Kravchunovsky, Grigory Aleksandrov. Fotografía: Eduard Tissé. Productora: Proletkult Production. Intérpretes: Maksim Shtraukh, Grigori A., Ivan Klyukavin, Aleksandr Antonov, Vera Yanukova, Boris Yurtsev. Duración: 82 minutos. Película muda.

Sinopsis

En la Rusia zarista, las pésimas condiciones laborales de los trabajadores de una importante fábrica y posteriormente el suicidio de un compañero acusado injustamente de robo, desencadena en el inicio de una huelga. La rebelión de los obreros ante el poder que les oprime (tanto el patrón, como la policía y los políticos), acaba en una brutal masacre de los trabajadores por el ejército.

Análisis

 “La fuerza de la clase trabajadora es la organización. Sin la organización de las masas el proletariado no es nada. Organizarse lo es todo. Organizarse significa unidad de acción, unidad de actividad práctica”.

Con esta frase de Lenin se presenta la película La huelga, primer largometraje del director de cine y teatro soviético Sergei M. Eisenstein, cuyo fervor por el comunismo le impulsó a introducirse en el mundo del séptimo arte para expresar y difundir su ideología.

Poco antes de rodar esta obra, publicó un artículo sobre lo que él denominó “Montaje de Atracciones”, que consiste en escoger dos ideas aparentemente antagónicas y unirlas con el fin de obtener otra realidad para crear un impacto psicológico y sensorial en el espectador. Su teoría se ve claramente reflejada en La huelga, por ejemplo, en la secuencia donde se proyecta una imagen de ganado sacrificado en el matadero seguida de otra con trabajadores fusilados por el ejército zarista. Este tipo de montaje lo perfeccionó en su siguiente película y obra clave en la historia del cine, El acorazado Potemkin.

La-huelga-de-Sergei-M-Eisenstein-1924 matanza

Imagen de la res antes de ser degollada

Más que una película relativa al trabajo, La huelga es un ejemplo de cine como herramienta progandística de la revolución bolchevique con un mensaje bastante claro: la supremacía del colectivismo socialista frente al individualismo capitalista.

La película está basada en un hecho real, las huelgas de la industria metalúrgica que tuvieron lugar en 1903 en Rostov del Don y que se extendieron a más de quinientas fábricas. En principio iba a ser la primera de una serie de siete películas titulada Hacia la dictadura (del proletariado), pero finalmente no llegó a rodarlas pues rompió su relación laboral con el Proletkult, teatro que promovía el movimiento obrero en sus escenarios y que le encargó realizar dicho ciclo.

La Huelga, interpretada por actores no profesionales, como es habitual en el cine de Eisenstein, representa de un modo exageradamente caricaturesco a los dueños de las fábricas (fumando puros, bebiendo y solo preocupados en aumentar sus riquezas) y a las fuerzas de la seguridad/espías como la maldad personificada. En cambio, los obreros son el reflejo del pueblo oprimido, que sufren el azote de la tiranía y crueldad de estos capitalistas. Su idea era conseguir que el espectador sientiera repugnancia y odio por los primeros y admiración y simpatía por los segundos.

Los obreros con los brazos cruzados después de para las máquinas

Los obreros con los brazos cruzados después de para las máquinas

Centrándonos ahora en el metraje y su composición, se distinguen seis episodios relativos al comienzo, desarrollo y final de la huelga:

  1. Todo está tranquilo en la fábrica.

Seguido de esta secuencia aparece la palabra PERO. Los superiores observan a los trabajadores y deciden contratar los servicios de unos espías cuyos nombres en clave hacen referencia a animales: el mono, el zorro, el búho, etc. Mientras tanto, los obreros comienzan a movilizarse.

2. El motivo de la huelga.

Yakov, un trabajador de la fábrica, es acusado de robar un micrómetro valorado en 25 rublos o 3 semanas de sueldo. Ante tal injusticia decide suicidarse. Este hecho desencadena la rebelíon de los obreros que al grito de “¡parad de trabajar!” detienen las máquinas y comienza la revuelta.

3. La fábrica se apaga.

Los trabajadores comienzan a formular peticiones para mejorar sus condiciones laborales: jornada de 8 horas y 6 para los menores, trato justo por la administración y un aumento salarial del 30%. El desprecio de los empresarios por esas peticiones es evidente, pues se limpian los zapatos con el papel donde vienen planteadas.

4. La huelga se prolonga.

El hambre embiste fuertemente los hogares de los huelguistas y los espías siguen vigilándolos. Uno de los trabajadores roba la carta donde la empresa expone los motivos por los que no acepta las peticiones anteriormente expuestas. Éste será brutalmente golpeado por la policía.

5. Provocación y debacle.

La policía zarista ordena incendiar una bodega de vinos con la intención de que los obreros acudan a saquearla y puedan ejercer represalias contra ellos. Sin embargo, el plan fracasa. Aparecen los bomberos, que bajo la orden de la policía, dispersa a los trabajadores con sus mangueras.

6. Exterminio.

El gobernador envía al ejército que da lugar al inicio de los disturbios. La multitud, tanto hombres como mujeres y niños, es perseguida y finalmente, aniquilada.

Imagen final donde el proletariado ha sido aniquilado

Imagen final donde el proletariado ha sido ejecutado

La huelga ocasionó un gran impacto sobre la sociedad de la época, pues era muy diferente a lo que se había visto hasta ese momento en el cine. La acción transcurre a un ritmo trepidante, el vertiginoso montaje está repleto de metáforas y simbolismos y por primera vez se rueda una película donde el protagonista absoluto es la clase obrera como colectivo.

 

                                
Anuncios

2 comentarios en “La Huelga (Sergei M. Eisenstein, 1924) o cómo concienciar a la clase obrera mediante propaganda comunista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s